Starbucks, la reconocida cadena de cafés con establecimientos en todo el mundo, anunció este domingo que suspenderá sus anuncios publicitarios en la red social. Un vocero de la compañía estadounidense dijo que hay demasiados mensajes de odio en las redes sociales. Coca-Cola ya había tomado una decisión similar. ¿Qué representa esta medida para las redes sociales y el sector de los anuncios publicitarios? Julio Sevilla, profesor de negocios de la Universidad de Georgia, opina sobre los recientes casos.